Concierto 27

Il Giardino Armonico
Giovanni Antonini  Director

– La fuerza de los elementos –

MATTHEW LOCKE (1621-1677)
Suite de La Tempestad

  1. Introduction
  2. Galliard
  3. Lilk
  4. Curtain tune.

ANTONIO VIVALDI (1678-1741)
La tempesta di mare, concierto en fa mayor para flauta, cuerdas y bajo continuo

  1. Allegro
  2. Largo
  3. Presto

JEAN-FÉRY REBEL
Suite Les elements
Le Chaos
Loure (La terre et l’eau)
Chaconne (Le feu)
Premier tambourine (L’eau)/Second tambourin
Sicilienne
Caprice

ANTONIO VIVALDI (1678-1741)
La tempesta di mare, concierto en mi bemol mayor para violín, cuerdas y bajo continuo opus 8 nº5 RV253

Notas al programa

Durante el Barroco, y en un afán de imitación de la Naturaleza, la música se inclinó hacia la evocación de los fenómenos que la conforman. Esta intención descriptiva tuvo muy diversos grados y, más allá del puramente elemental u onomatopéyico, esbozó algunas imágenes musicales que simbolizaban realidades abstractas. De este modo, la música se adentraba en el territorio de la alegoría y la metáfora. Este programa reúne cuatro ejemplos ilustres de esta pretensión creadora en un recorrido por el lenguaje barroco a través del dialecto inglés, tan cercano al teatro; el italiano, con una extraversión que roza el apasionamiento; y el francés, en búsqueda permanente de la naturalidad, mediatizada por el bon goût.

En Los Elementos de Jean-Féry Rebel, además de describirse los cuatro sustentos de los que se nutre Natura, se anticipa su importancia con una representación de la amenaza que supone el caos. La delicadeza en la orquestación y su atractivo rítmico -los franceses, maestros de la danza- confieren a la partitura la categoría de obra suprema.

La Tempestad, drama escrito por William Shakespeare, halló una feliz caracterización musical en la inspiración de Matthew Locke, que tan bien combina lo teatral con lo camerístico a través de una necesariamente reducida instrumentación. Lo que nos recuerda que la deliciosa tradición renacentista británica no se agotó por completo en su versión del estilo barroco.

La tempestad del mar es un tema pictórico y alegórico muy querido para Antonio Vivaldi, que escribió cinco composiciones bajo este título. En las dos que escuchamos aquí, la expresividad y la sofisticación con que perfila varios momentos de la tormenta marina, nos acercan al terreno de las emociones y los affetti, humanizando un fenómeno natural poderoso.

Shakespeare dice por boca de Próspero, en La Tempestad, que “estamos tejidos de idéntica tela que los sueños y nuestra corta vida se cierra con un sueño”. Entretanto, disfruten de la realidad de la buena música.

Mercedes Albaina

MUSIKA MÚSICA • T: +34 94 679 04 88