Concierto 44

Il Giardino Armonico
Giovanni Antonini  Director

 

– Uccelli altri animali –

ANTONIO VIVALDI (1678-1741)
Concierto para cuerdas y bajo continuo en mi menor RV134

  1. Allegro
  2. Andante
  3. Allegro

CARLO FARINA (1600-1639)
Capriccio stravagante
La lira
Il pifferino
Lira variata
La trombetta
Il clarino
La gallina
Il gallo
Il flautino
Il trémulo
Il fifferino
Il gatto
Il cane
La chitarra spagniola

TARQUINIO MERULA (1595-1665)
La lusignola para cuerdas y bajo continuo

ANTONIO VIVALDI (1678-1741):
Il Gardellino, concierto para flauta, cuerdas y bajo continuo opus 10 nº3 RV428

    1. Allegro
    2. Largo
    3. Allegro

Notas al programa

Las cuatro composiciones de este programa nos sumergen en un paisaje que, entre otras intenciones, busca reproducir el canto de las aves y otras sonoridades más o menos extravagantes. El color de Venecia salta al oído a través de las partituras de Vivaldi, el gran veneciano, pero también con las de Farina y Merula, cuyas carreras profesionales se vincularon en cierta manera a una ciudad rebosante de arte. Los tres viajaron por Europa persiguiendo el reconocimiento profesional y en las partituras de todos encontramos esa dosis de espectacularidad que pretendía enlazar la imagen musical con el virtuosismo, con el anhelo de que los representantes del poder -posibles compradores- quedaran impresionados. No en vano, dos de las claves de la prosperidad y la singularidad de Venecia eran la pasión por la escenografía y el espíritu comercial. Estas exigencias mercantiles se convirtieron en un acicate para la experimentación en la composición y una gran contribución a la destreza instrumental.

El Capriccio stravagante de Farina, más allá de un juego humorístico que reta al oyente a reconocer instrumentos y animales, resultó un novedoso catálogo de efectos que puso la versatilidad sonora al servicio del avance en la técnica instrumental.

Merula exploró la descripción del canto del ruiseñor a través del diálogo entre instrumentos basado en la imitación y así, unos a otros, van cediéndose una melodía de evocación naturalista.

Y con Vivaldi, la música veneciana logró convertirse en uno de los puntos de referencia indispensables en toda Europa. Su producción es tan extensa como colorida y los dos conciertos que escuchamos aquí dan muestra de ello. Su atracción por la Naturaleza es de sobra conocida y en Il Gardellino, el canto del jilguero se hace explícito en la voz de la flauta.

Como seña de identidad de la música italiana frente a otros dialectos del lenguaje barroco europeo, este fresco sonoro preñado de virtuosismo y teatralidad nos sitúa frente a una porción de Natura. Disfruten.

Mercedes Albaina

MUSIKA MÚSICA • T: +34 94 679 04 88