Concierto 47

Wiener Kammersymphonie
Anna Morgoulets Violín
Muhammedjan Sharipov Violín
Giorgia Veneziano Viola
Sergio Mastro Violonchelo y director artístico
Damián Posse Contrabajo

 

KARL MARIA VON WEBER (1786-1826)
El cazador furtivo opus 77, versión para quinteto de cuerda

  1. Obertura
  2. Introducción
  3. La marcha de los agricultores
  4. Oh este sol
  5. A través del bosque

LEOŠ JANÁČEK (1815-1866)
On the overgrown path, versión para quinteto de cuerda

  1. Our Evenings
  2. Come along!
  3. The Virgin of Frydek
  4. The chattered like Swalows
  5. Good night
  6. Unutterable Anxiety
  7. The varn-owl has not flown away

Notas al programa

El estreno en Berlín de la ópera «Der Freischütz» de Carl Maria von Weber en 1821 puede ser considerado uno de los acontecimientos más importantes de la historia de la ópera alemana. No por casualidad, tuvo lugar el 18 de junio, exactamente seis años después de la derrota de Napoleón en Waterloo, y se consideró de forma general como una reafirmación de la cultura nacional alemana tras años de humillante ocupación extranjera. Al mismo tiempo, Der Freischütz fue la primera ópera de éxito en lengua alemana desde la Zauberflöte (La flauta mágica) de Mozart (1791), y el primer gran logro del movimiento -dirigido por el propio Weber- para impulsar una ópera nacional alemana. La obra de Weber ayudó a convencer al mundo musical alemán de que la ópera autóctona alemana podía competir con las tradiciones extranjeras, y fue recibida como una alternativa bienvenida a la inmensa manía de Rossini de aquellos días. El «frenesí por Freischütz» pronto se extendió por todos los países de habla alemana, aunque no sólo por ellos. La ópera de Weber se convirtió en un éxito en toda Europa, conquistando centros operísticos como Londres y París, y sirviendo de modelo para las óperas nacionales de todo el continente.

Carl Maria von Weber y su libretista Johann Friedrich Kind crearon «Der Freischütz» entre 1817 y 1821. Además de estos paralelismos con la vida en los años post-napoleónicos, la obra contenía varios elementos que apelaban a la moda contemporánea del romanticismo, como la idealización pintoresca de la cultura popular y la naturaleza como emblemas de pureza y verdad. La ópera retrata una sociedad rural en contacto con su herencia folclórica, así como con la naturaleza.

En «Por un sendero cubierto de maleza» los contrastes son omnipresentes y revelan una inusual riqueza de colores y texturas. A tan sólo un minuto de «Nuestras tardes», la pieza inicial presenta desde suspiros románticos e idilios pastorales hasta interrupciones de turbulentas tinieblas, ofreciendo un breve anticipo de la abundancia de ideas y temas que impregnan el ciclo. Esbozando su esencia, Thomas Meyer lo describe con precisión en «Por un sendero cubierto de maleza» como: «una colección de recuerdos íntimos y de insinuaciones, por ejemplo, de la propia juventud de Janáček o de Olga, todo ello plasmado en un lenguaje tonal sobrio, transparente y sumamente inusual».

La primera pieza, Nuestras tardes, capta el ambiente del atardecer en Hukvaldy. El tema principal del movimiento tiene frases irregulares; breves pasajes de trinos interrumpen para imitar a los pájaros del bosque, o posiblemente a los animales que perturban la maleza. Figuras de acompañamiento persistentes se aproximan al carácter de ostinato, tal vez el tempo de la marcha del narrador. Varios de los títulos se explican por sí mismos por las cosas que habría visto en sus paseos o en sus recuerdos. «Parloteaban como golondrinas» se evoca al ver a un grupo de niñas jugando juntas. «La Virgen de Frýdecká» hace referencia a una iglesia de la ciudad de Frydek, en la Moravia silesia, junto a la frontera polaca, con la que Janáček pretendía evocar las procesiones religiosas y las meditaciones de los peregrinos en la iglesia. Los acordes de tipo coral sugieren el órgano y la ocasión reverente. Los pasajes de acordes se alternan con una melodía sobre un acompañamiento de trémolo oscilante que emula el címbalo húngaro, un dulcémele o dulcimer de martillo muy común en la música popular zíngara del Este de Europa. Algunas de las piezas restantes, como «Angustia indescriptible», se inspiraron en la muerte de su hija.

MUSIKA MÚSICA • T: +34 94 679 04 88